Blogia
TEATRIN VIAJERO

EL REY QUE NO PUEDE DORMIR está en el Ateneo de Caracas

<strong>EL REY QUE NO PUEDE DORMIR está en el Ateneo de Caracas</strong> Por Bruno Mateo

Ficha artística
El Rey / Adrián Matos
Aerosol / Rainer Suárez
Primer Ministro / José D’Césare

Lugar: Sala Horacio Peterson del Ateneo de Caracas
Fecha: 10 de Septiembre de 2005

Bajo la producción del grupo venezolano Periaktes y la dirección general y puesta en escena de Wilfredo Zurita, quien entre otros roles es profesor de artes escénicas en el Instituto Pedagógico de Caracas, se está presentando en la sala Horacio Peterson del Ateneo de Caracas el montaje del texto dramático de Luiz Carlos Neves llamado Aerosol, en versión libre del versátil actor Rainer Suárez y que lleva por título El Rey no puede dormir.

El Grupo Periaktes se creó el año de 1993, con Wilfredo Zurita como Presidente; Manuel Franco, diseñador y vestuarista venezolano, actualmente radicado en la ciudad de Miami, como Vice-Presidente; Aníbal Atencio, tesorero; el dramaturgo y guionista venezolano de televisión José Gabriel Núñez; Arnaldo Morillo, asesor legal y Rainer Suárez, vocal. Entre sus montajes se encuentran:

La última cinta Krapp, de Samuel Beckett (1993)
Gas en los poros, de Montes Huidrobo (1993)
Contigo pan y cebolla, de Héctor Quintero (1994)
Soliloquio en el tiempo, de Maruxla Villalta (1995)
Bromelia Madrigal, de José Gabriel Núñez (1995)
El Rey se muere, de Ionesco (1995)
Delirio a dúo, de Ionesco (1996)
Delirio, de Eugene Ionesco (1996)
Bichas, diabólicas y perversas, de José Gabriel Núñez (1997)
Coloquio de hipócritas, de Paul Williams (1999)
El Rey no puede dormir, de Julio César Alfonso (2000)
Hipócritas, de Paul Williams (2001)
Fotomatón, de Gustavo Ott (2003)
Bromelia Madrigal, de José Gabriel Núñez con Estelita del Llano (2005)

El montaje que ahora ocupa estas líneas es un teatro dedicado al público infantil, la versión libre "es una obra que cuenta una historia la cual mezcla el pasado con el presente, de un príncipe del siglo XVI, quien preocupado por los efectos nocivos de una extraña neblina que mantiene su mundo sin luz, decide ponerse en contacto con el futuro y de esta manera conoce a Aerosol" (programa de mano). La obra tiene un corte ecologista, apunta hacia los efectos nocivos que se pueden causar al ambiente si los hombres y mujeres seguimos utilizando esas sustancias como el aerosol, sin ningún tipo de controles. La producción del colectivo Periaktes, al igual que en su montaje anterior de Bromelia Madrigal con la reconocida cantante y actriz Estelita del Llano, estuvo sumamente cuidada, se nota que su director posee sólidos conocimientos y capacidad estética, quizás cultivados por su talento natural y perfeccionados por sus estudios académicos. El montaje es sencillo y transparente, no hay truculencias en la puesta en escena ni efectismo, es interesante saber que los hacedores de teatro en Venezuela están tomando temas como la ecología los cuales estuvieron adormecidos, por no decir excluidos, por mucho tiempo de los escenarios de la Capital bajo la excusa de que al público no le interesa, pues la obra de Zurita-Suárez demuestra lo contrario, una adecuada y atinada producción que sirve para transmitir valores a los niños y a los adultos. La obra sí tiene un mensaje: hay que proteger el ambiente, y lo dicen en escena, a manera de panfleto, aclaro que esta técnica discursiva no es tan terrible, hay momentos históricos en que el panfleto se hace necesario, queda para vuestras reflexiones si se hace necesario en la actualidad.

Siguiendo con el montaje El Rey no puede dormir se puede decir que es una obra que intenta transmitir algún tipo de enseñanza, hay creadores, entre los que me incluyo, que creen que el teatro entre otras alternativas puede ayudar a la formación del niño y esta obra se incluye en esta clasificación; en cuanto a la dirección de Wilfredo Zurita, estuvo muy limpia y logró que los espectadores nos engancháramos con el texto, a pesar de que éste es bastante narrativo y carece de un nudo conflictivo sólido, propio de la estructura decimonónica de la dramaturgia occidental. Al principio del montaje se pensaba que era un monólogo en donde el “rey” cuenta lo que sucede en su palacio. El joven actor zuliano Adrián Matos posee una elasticidad corporal en escena bastante natural, sin embargo, considero que debe trabajar más las tonalidades de la voz y la técnica de respiración, lo acoto porque se le escucha un jadeo constante durante toda la obra; no así Rayner Suárez, un chico con mucha energía y voz, tal vez deba aprender a dosificarla para que se concentre más en la interpretación del personaje; en cuanto a José D´Césare, quien personificaba al Primer Ministro, estuvo muy atinado en la construcción del personaje. Justo y preciso.

El montaje “cocinó” todos los ingredientes para realizar un espectáculo infantil, desde un vestuario vistoso hasta coreografías y canciones en vivo. Creo que la propuesta no terminó de cuajar y eso tal vez porque el texto narraba toda la acción; sin embargo, aplaudo que los escritores estén sensibilizados por temáticas ecológicas, al igual que los directores de escena que se comprometen con esos valores y amor hacia la naturaleza extraviados en la niñez venezolana.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres