Blogia
TEATRIN VIAJERO

¡LEVANTO EL TELON DE FIESTA INFANTIL EN PUERTO LA CRUZ!

¡LEVANTO EL TELON DE FIESTA INFANTIL EN PUERTO LA CRUZ!

Por Carlos E. Herrera / Crítico Teatral
Correo electrónico: critica@cantv.net
Publicado en: El Tiempo
Sección: Tiempo Libre
Fecha: 11 de agosto de 2006

La acción que toma vida tras las palabras, el sueño que convoca imaginarios, la pasión tras cada gesto, la capacidad de seducir con mil y una historia será tan solo una parte del inmenso bagaje de regalos que se ha venido entregándoseles a los niños de la ciudad de Puerto La Cruz cuando levantó de forma éxitosa y con aforo pleno, la VIII edición del Festival de Teatro Infantil “José Gregorio Romero” que organiza el colectivo Puerto teatro tanto con su vistoso desfile inaugural como con las distintas actividades dancísticas y teatrales que se programaron en su sede de la sala “Ricardo Lombardi” del Complejo Cultural Puerto la Cruz en la bien conocida ruta de la avenida Municipal.

Tras los distintos “corre y corre” que toda logística y planificación de un vento de esta naturaleza –recordemos que este festival se estará realizando hasta el 20 del presente mes en una diversidad de espacios convencionales y abiertos de la ciudad como, por ejemplo: la Sala PDVSA, Casa Don Bosco, Sala Arlequín, Ateneo “Cecilio Acosta”, Hogar Adulto Mayor “Tomás Moro", INAGER de Barcelona, bulevares, plazas y comunidades, el equipo organizador conformado por dos personalidades del teatro anzoatigüense y nacional como lo representan los teatristas y creadores el director y poeta Pablo Ramírez y la dramaturga y directora, Nelly Villegas junto a un incansable y dinámico equipo han tenido que sortear y superar no solo los imponderables propios de de esta ya reconocida fiesta del teatro infantil del oriente del país sino también levantar la vista al cielo y guiñarle un ojito cómplice a Papa Dios para que las nubes del mal tiempo siguieran su curso.

Es de hacer notar que la acción de activar anualmente un Festival de Teatro Infantil de estas naturaleza capaz de convoca a colectivos, artistas y hacedores de sueños de nuestra país y de otras latitudes latinoamericanas, dice mucho en sí mismo. Esta VIII edición del Festival de Teatro Infantil “José Gregorio Romero” da cabida a más de 20 agrupaciones y delegaciones de Colombia y Argentina. Con el respaldo del Instituto de Artes Escénicas y Musicales (IAEM), la Dirección de Cultura de la Gobernación del Estado Anzoátegui y PDVSA entre otras, la tarde / noche del Jueves 10 vimos como la sala “Ricardo Lombardi” (sede del grupo Puerto Teatro) se abarrotó para mostrar la representación escénica dada por el grupo valenciano Dharma Teatro con su jovial pieza El pobre cucarachero versión del cuento de Antonio Arráiz.

Este grupo, uno de los más activos de la región central del país y con una zaga creativa verificable desde 1995 bajo la tutela de su director, Antonio Marrero mostró uno de sus montajes de repertorio como lo es la historia del pequeño lugar donde animalitos humanizados entretejen situaciones y sencillos conflictos donde el infante pajarito cucarachero tiene que sortear los caracteres de otras especies en la búsqueda de su sitio dentro del reino animal. Un texto que debe ser revisado tanto en su estructura interna como en la exposición de situaciones y conflictos. Lo esencial estriba en reajustar lo argumental lo cual deja poca base de comprensión de ¿de dónde viene este joven pajarito? y ¿qué desea? dejando que las escenas alternas diluyan lo específico desde donde armar una línea de trama.

La puesta dada por Marrero apeló al musical como fórmula expresiva teatral. Fue aceptable la entrega de la plantilla actoral en generar una dinámica en cada segmentación del montaje. Sin embargo, la dirección debió pulir el esfuerzo individual como colectivo a fin de generar una compactación de unidad de acción y potencia grupal. Apelar a lo visual no basta. Se necesitaba más cohesión y síntesis del grupo artístico en general en su búsqueda de atrapar la atención del público, quien sin reparar en esto, sencillamente aplaudió con buen ánimo lo ofrecido como espectáculo. La producción de El pobre cucarachero estuvo justa en sus términos de formas técnicas generales ya que hay un trabajo de diseño en la ambientación escenográfica y de banda sonora. Debo acotar que si se pule el acabado del vestuario, los juegos de zonificación lumínica y dar consistencia de ritmo al aspecto coreográfico, este producto luciría ciento por ciento impecable.

En relación a los trabajos de composición de personajes, manejo técnico del cuerpo, proyección gestual y vocal, chispa en la interacción de cada situación fue dada por las entregas de Dayana Colombet, Fernando Lozada, María Claudia Rodríguez y el chico, chisposo Ledwyn Muñoz quienes con desparpajo y energía, sacaron positiva fuerza y proyección a sus interpretaciones.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Luzani Gascón -

Hola que tal muy buena su crítica espero poder contactarlo soy periodista de Cultura del diario Nueva Prensa de Oriente saludos.

luzani Gascón Salinas
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres