Blogia
TEATRIN VIAJERO

Teatro de Títeres y Marionetas COLIBRÍ

<strong>Teatro de Títeres y Marionetas COLIBRÍ</strong>

Fue en 1968 cuando un muchachito llamado Humberto, quien soñaba con ser torero, sin saber el cómo y el porqué, se consigue un día con el gran maestro Javier Villafañe, para descubrir el fascinante mundo de los títeres y las marionetas.

Hoy en día, es Humberto Rivas uno de los más versados creadores y ejecutores de estos pequeños personajes, que con su agrupación ha deleitado a niños y grandes por igual, no sólo en nuestro país, sino en todo Suramérica, Estados Unidos y Europa.

JUGUETE ARTE COLIBRÍ
Un día, como cualquiera otro, un señor llamado Humberto, comenzó a mirar juguetes...
Juguetes que se presentaban en su casa, en su carro, en las calles, toda la ciudad se encontraba llena de juguetes.

Payasos, tamborileros, metras, perinolas, gurrufíos, lo llamaban: "¡Humberto, Humberto ven con nosotros, ven!", le decían.

Esto ocurrió un día de hace mucho tiempo, como veinte años más o menos.
Humberto, nuestro amigo, escuchó con atención el llamado y se vio rodeado de maderas que también le decían: "¡aquí estamos, sácanos por favor!".

Entonces Humberto comenzó a estudiar y a estudiar cómo hacer juguetes; solo, en su taller, juguetes para niños venezolanos, nacidos de otros, de sus marionetas y sus títeres...


Es que nos les había contado que Humberto, antes de ser juguetero, era titiritero y siempre fue, como ahora, amigo de los niños.

Pero Humberto miró más allá, voló con el papagayo y caminó a las estrellas buscando un juguete propio. Conoció a Betty y hoy se encuentran juntos; son --como dice la gente-- grandes esposos y entre los dos construyen cada día un nuevo sueño: cuentos como Había una vez, Mucuñuque, El circo más pequeño del mundo y otros tantos que esperan, dentro del taller, salir convertidos en hermosas marionetas llenas de magia.

Humberto y Betty tienen un taller en el cual, todos los días, rondan las hadas de la fantasía para traer a Mérida un mundo lleno de espectáculos, en los cuales los juguetes viven y nos cuentan sus historias.

El circo más pequeño del mundo

El recuerdo de la infancia se hace presente en el Circo más pequeño del mundo, una experiencia, un instante con el Gran Circo Trotamundos, aquel que vino y se fue. Pero el Gran Circo Trotamundos dejó de visitar muchos pueblos de la cordillera andina, dado el difícil acceso, por eso las marionetas de Humberto Rivas y la creación literaria hecha imágenes de Betty Osorio, se unieron, para sustituir los personajes y animales y conformaron el Pequeño Circo más Grande del Mundo, y así presentarse en los parques y plazas de los pueblos más distantes y compartir con los niños de 1 a 100 años, las alegrías, las risas, el suspenso y demás emociones.

Para continuar esta lectura, visite la página Web de Teatro de Títeres y Marionetas Colibrí:
http://www.venaventours.com/jugueteartecolibri/



¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres