Blogia
TEATRIN VIAJERO

16 AÑOS: GARABATO ESTA DE FIESTA

<strong>16 AÑOS: GARABATO ESTA DE FIESTA</strong>

Al carro de mi abuela le doblaron el cuerpo, pobrecito.
Mariam (3 años).

Qué gozo interior podría superar el grado de satisfacción y de alegría que produce el disfrute de una niña o niño al presenciar en estos años, una de nuestras obras de Teatro, guau!... Maravilloso! Nos hemos propuesto--Gracias a Dios--en estos dieciséis años, escribir piezas, buscar textos donde se encuentre el corazón, el alma del niño, donde se le respete, se les ame. Hemos querido que nuestro principal público infantil, nuestro gran crítico, se sienta eterno y allí en ese escenario llamado calle, escuela, museo, teatro, se imagine él o ella mientras ve, que el escenario puede ser un gran mar, una chapa, o su casa y que las estrellas que hay en el cielo puedan bajar y cambiar de colores.

En este tiempo cada una de nuestros trabajos infantiles ha sido una gran excursión llena de rostros, con ojos grandes, bocas llenas de risas que estornudan a carcajadas y miles de lágrimas, llorando por un caballo o por un niño que se hallaba perdido y que tenía cabello de oro.

Muchas han sido las obras infantiles que se encuentran hoy en la biblioteca del recuerdo de miles de niños y niñas que las presenciaron El enano curioso y La llama azul de los Hermanos Grim. Debajo de la cama, La historia de una historia, Mamá, Garabateando, Chichones, de Rafael Rondón. Los pájaros del cucú de Jorge Díaz. El principito de Antoan Saint Exupery. La calle es libre de Mónica Doopert, El flautista de Prospero Merime. Momo de Michael Ende, por citar algunos.

El Teatro Infantil que hacemos se nutre de la palabra de ese travieso pero divertido sonido lleno de vocales y consonantes, donde niños grandes como Juan Ramón Jiménez, Rafael Rivero Oramas “El Tío Nicolás”, Efraín Subero, Carlos Izquierdo, Germán Berdiales, entre otros, han sido capaz de hacer gozar, bailar, soñar, reír y llorar a todos, a través de sus historias llenas de magia, fantasía, donde un trozo de madera o unas hojas secas son un ave o un caballo que nos transporta a la casa del sol y la luna, donde al llegar te ofrecen agua de papelón con su respectivo ponquecito.

En estos años hemos querido a través del teatro infantil que nuestros mejores amigos, los niños y las niñas, puedan quitarle al día algunas horas para luego invertirlo en el placer literario y así disfrutar como en un juego de escondite del caballo que se alimentaba de jardín de Aquiles, y allí en ese rincón encontrar su herencia: poemas, fantasías, rompe cabeza imaginario. Ellos, los niños y niñas poseen un gran tesoro, piedras preciosas de mucho aroma y que está encantado de zorros, nogmos, conejos y magos donde los ogros gigantes y brujas huyen asustados, allí en ese tesoro está su mundo lleno de palabras. Allí en ese espacio, está su imaginación.

En estos 16 años, hemos decidido Garabato y toda su familia, seguir al lado de ellos niños y niñas, dignificándolos como diría Carlos Izquierdo “…realizando un trabajo que se nutra de sus inquietudes y sueños, donde se refleje el alma de los niños y niñas, su medio ambiente, su historia, donde se acreciente su curiosidad y se le respete hoy mañana y siempre...”. Amén

Feliz Cumpleaños Garabato y que cumplas muchos años más!!!

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres