Blogia
TEATRIN VIAJERO

El teatro ambulante de Arbolé

El teatro ambulante de Arbolé

Fuente: Diario digital de Elche
Disponible en: http://www.eselx.com/ficha.aspx?canal=teatro&id=7816

Gracias a Federico García Lorca ha llegado hasta nosotros la vieja tradición del títere de cachiporra. Don Cristóbal en España, Punch en Inglaterra, Guignol en Francia, Polichinela en Italia, Don Roberto en Portugal... el mismo personaje básico con distintas caras por adaptación a las peculiaridades locales. En nuestro país se perdió esa tradición y es recientemente cuando distintos titiriteros están rescatando este clásico teatro de participación de su injusto olvido, tratando de devolverle su verdadero sentido y su justa dimensión.

Varias son las claves del género: la participación y el diálogo con los espectadores, el ritmo trepidante de los muñecos, a veces frenético, el efecto catártico de la cachiporra y una interpretación netamente subversiva de la realidad y la cotidianidad.

La cachiporra es una manera de entrar en el juego escénico, nada tiene que ver con un ánimo moralista, ni con un sentido justiciero ni con la apología de la solución de los problemas con la violencia. La recreación es grotesca y distorsionada, imposible de extrapolar a la realidad. Por eso nos libera de ella.

El Teatro Arbolé lleva sus títeres de cachiporra en un teatro ambulante que llega a todos los sitios. En cualquier parque, plaza o calle se representan distintas obras tradicionales o adaptaciones de obras contemporáneas. El teatro ambulante lleva incorporado el patio de butacas (mínimo de 100 sillas), equipo de sonido y todo lo necesario. En caso necesario se incluye un generador autónomo de corriente.


LA COMPAÑÍA. TEATRO ARBOLÉ: UNA FÁBRICA DE SUEÑOS

Desde 1979, año en el que salieron por primera vez sus muñecos a escena, la compañía aragonesa Teatro Arbolé, que en la primavera de 2004 celebrará su 25 aniversario, ha realizado ya más de cinco mil representaciones. De ello dan cuenta las cerca de quinientas localidades de varios continentes que el grupo ha visitado en estos años.

Los títeres de Arbolé siempre han buscado hacer que el teatro sea algo fabuloso para el público adulto e infantil, procurar que su trabajo deje un poso de memoria en su proceso formativo. De hecho, sus marionetas y sus espectáculos son conocidos por millares de niños, ya sea gracias a su teatro ambulante, sus actuaciones en salas o su participación en campañas para escolares. Asimismo, Arbolé está presente en numerosos Festivales Internacionales y en cuantos eventos de marionetas se producen en España.

LA SALA ARBOLÉ

Pero Arbolé no sólo fue el primer grupo profesional aragonés dedicado en exclusiva al teatro para niños, también fue la primera compañía aragonesa en abrir su propio teatro con una programación estable de títeres los fines de semana. Es la Sala Arbolé, su mayor empresa, un espacio ubicado en el zaragozano barrio del Actur con capacidad para 125 localidades, que se inauguró en 1990, coincidiendo con el décimo aniversario de la compañía. Hasta ahora alrededor de 150 compañías y más de cien mil espectadores han pasado por este teatro, uno de los pocos que hay en España con estas características.

Como complemento a esta programación, y con el objetivo de acercar el teatro a los niños, Arbolé ha organizado el Festival de Teatro Infantil "Lo principal al Principal", que se celebra en el Teatro Principal de Zaragoza del 26 de diciembre al 5 de enero, y del que este año se celebra la segunda edición.

PREMIOS Y DISTINCIONES

La gran labor realizada con su dedicación al teatro para niños le ha valido numerosos reconocimientos y distinciones, como el Premio ASSITEJ ESPAÑA 2002 (Asociación Española de Teatro para la Infancia y la Juventud), y el Premio Especial concedido por la Organización de FETEN 2003, por "la trayectoria de Arbolé, como compañía, como sala y como editorial".

LABOR EDITORIAL Y COPRODUCCIONES

No en vano, Teatro Arbolé comenzó en 1994 una labor editorial que se concretó en la aparición de las colecciones “Titirilibros”, con la publicación de textos dramáticos y “Librititeros”, dedicada a la investigación y a la teoría.

Pero el trabajo de Arbolé no termina ahí, en los últimos años, la vocación teatral de esta compañía le ha llevado a repartir sus esfuerzos también en la coproducción con otras compañías aragonesas, tanto en el teatro para niños como para adultos, con: Nasú (A lo lejos veo un sueño), El Temple (Picasso a Dora la Maar), la Sala Beckett (El hipnotizador), o con Embocadura (Alguien va a venir).

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres